La memoria en llamas de Angelina Gatell

Alguien –quizás otro grande poeta–, en algún atardecer de posguerra de un campo manchego, escuchó a un viejo pastor decir que “las guerras civiles duran cien años”. (Un anciano probablemente analfabeto pero que sabría leer de carrerilla el abecedario de

La memoria en llamas de Angelina Gatell

Alguien –quizás otro grande poeta–, en algún atardecer de posguerra de un campo manchego, escuchó a un viejo pastor decir que “las guerras civiles duran cien años”. (Un anciano probablemente analfabeto pero que sabría leer de carrerilla el abecedario de

Crónicas parlamentarias (VI)

  Tensiones juveniles La tasa de desempleo juvenil en España es de casi el 47%, y la tasa de juvenilidad del Congreso debe de ser también una de las más altas de Europa. Se reunía ayer el Hemiciclo por primera

Crónicas parlamentarias (VI)

  Tensiones juveniles La tasa de desempleo juvenil en España es de casi el 47%, y la tasa de juvenilidad del Congreso debe de ser también una de las más altas de Europa. Se reunía ayer el Hemiciclo por primera

Larra: escribir, llorar, tal vez morir

Se escribe en legítima defensa. Pero si escribir en Madrid es llorar, qué clase de defensa queda a quienes sólo saben escribir para defenderse. Por eso, tantas veces, escribir en Madrid es llorar a latigazos.  Soy periodista, paso la mayor

Larra: escribir, llorar, tal vez morir

Se escribe en legítima defensa. Pero si escribir en Madrid es llorar, qué clase de defensa queda a quienes sólo saben escribir para defenderse. Por eso, tantas veces, escribir en Madrid es llorar a latigazos.  Soy periodista, paso la mayor

El oficio más hermoso del mundo (y del año)

Hay quienes siguen clamando, con fidelidad templaria, que es el oficio más hermoso del mundo, porque los caminos de la belleza también son inescrutables. Tendrá cada cual sus motivos; la realidad es que el viejo mantra suena demasiadas veces a

El oficio más hermoso del mundo (y del año)

Hay quienes siguen clamando, con fidelidad templaria, que es el oficio más hermoso del mundo, porque los caminos de la belleza también son inescrutables. Tendrá cada cual sus motivos; la realidad es que el viejo mantra suena demasiadas veces a

Laura Nyro: cantar como canta el pájaro

Por qué hacemos lo que hacemos; para qué; para quién. Cuando nos extenuamos, a veces con obsesión suicida, en nuestras actividades cotidianas, ¿para quién lo hacemos realmente? ¿Qué teatro en penumbra esperamos que aplauda? Hacemos lo que hacemos, lo que

Laura Nyro: cantar como canta el pájaro

Por qué hacemos lo que hacemos; para qué; para quién. Cuando nos extenuamos, a veces con obsesión suicida, en nuestras actividades cotidianas, ¿para quién lo hacemos realmente? ¿Qué teatro en penumbra esperamos que aplauda? Hacemos lo que hacemos, lo que

Crónicas parlamentarias (V)

  Esa apartada orilla del PP No revelamos nada si decimos que el mundo es un gigantesco teatro, una mascarada, una farsa de marionetas extenuándonos por dar al público el mejor perfil, por que no se nos vean los costurones

Crónicas parlamentarias (V)

  Esa apartada orilla del PP No revelamos nada si decimos que el mundo es un gigantesco teatro, una mascarada, una farsa de marionetas extenuándonos por dar al público el mejor perfil, por que no se nos vean los costurones