Entradas etiquetadas: CTXT.es

Nacho Vegas, las Hostilidades, Etcétera

Alguien contempla, atónito, desde la ventana de su estudio, cómo una mujer se revuelve y da una paliza a un hombre, en la acera de enfrente, bajo la lluvia: cuando baja a la calle comprueba que la pareja sólo avanzaba

Nacho Vegas, las Hostilidades, Etcétera

Alguien contempla, atónito, desde la ventana de su estudio, cómo una mujer se revuelve y da una paliza a un hombre, en la acera de enfrente, bajo la lluvia: cuando baja a la calle comprueba que la pareja sólo avanzaba

Los nietos ‘españoles’ del exilio

El destierro también es hereditario. El desgarro de la emigración, de aquellos que por unas u otras razones se vieron empujados a dejar su casa para siempre y empezar a vivir en otro lugar (a volver a levantar su casa

Los nietos ‘españoles’ del exilio

El destierro también es hereditario. El desgarro de la emigración, de aquellos que por unas u otras razones se vieron empujados a dejar su casa para siempre y empezar a vivir en otro lugar (a volver a levantar su casa

Chris & Anne: El “privilegio” de encontrar tu sitio

En la Alpujarra anochece ya a las diez de la tarde. Pero un reloj en la Alpujarra tiene la única utilidad de contarnos qué hora será más allá, ahí en el mundo, no aquí; qué es lo que el mundo

Chris & Anne: El “privilegio” de encontrar tu sitio

En la Alpujarra anochece ya a las diez de la tarde. Pero un reloj en la Alpujarra tiene la única utilidad de contarnos qué hora será más allá, ahí en el mundo, no aquí; qué es lo que el mundo

Medio siglo contando el cuento en que sucede todo

Entonces entraron al cuarto de José Arcadio Buendía, lo sacudieron con todas sus fuerzas, le gritaron al oído, le pusieron un espejo frente a las fosas nasales, pero no pudieron despertarlo. Poco después, cuando el carpintero le tomaba las medidas

Medio siglo contando el cuento en que sucede todo

Entonces entraron al cuarto de José Arcadio Buendía, lo sacudieron con todas sus fuerzas, le gritaron al oído, le pusieron un espejo frente a las fosas nasales, pero no pudieron despertarlo. Poco después, cuando el carpintero le tomaba las medidas

El (des)control de TVE

Es posible que la relación entre un gobierno y la televisión pública del territorio que gobierna (cuya naturaleza tiende a asemejarse a la del concubinato) no obedezca tanto a un retorcido juego de perversiones como a algo consustancial a la

El (des)control de TVE

Es posible que la relación entre un gobierno y la televisión pública del territorio que gobierna (cuya naturaleza tiende a asemejarse a la del concubinato) no obedezca tanto a un retorcido juego de perversiones como a algo consustancial a la

La canción de cuna de José Hierro

En la derrota hay silencio, cristales rotos, telas rotas, y vergüenza. En la derrota hay silencio de relojes rotos, muy parados, rachas de viento que no cesan –no van a callarse en toda la noche–, y vergüenza: ciertas ganas niñas,

La canción de cuna de José Hierro

En la derrota hay silencio, cristales rotos, telas rotas, y vergüenza. En la derrota hay silencio de relojes rotos, muy parados, rachas de viento que no cesan –no van a callarse en toda la noche–, y vergüenza: ciertas ganas niñas,

Michi Panero: póstumo de sí mismo

Lo que la mayoría sabemos de Michi Panero (Madrid, 1951–Astorga, 2004) no lo sabemos más que de oídas: de oírle a él, concretamente, casi siempre ante una cámara, oficiando con violencia exquisita la demolición de su propia efigie. Quienes le

Michi Panero: póstumo de sí mismo

Lo que la mayoría sabemos de Michi Panero (Madrid, 1951–Astorga, 2004) no lo sabemos más que de oídas: de oírle a él, concretamente, casi siempre ante una cámara, oficiando con violencia exquisita la demolición de su propia efigie. Quienes le